CRIA DE AVES

    Los sistemas de crianza tradicionales son parte de la cultura local y están relacionados con la disponibilidad de recursos de alimentación, alojamiento y manejo de las aves y no deben sustraer mucho tiempo a los integrantes de la familia, pues debe constituirse una rutina sencilla pero eficiente, particularmente para evitar enfermedades que afectan la producción y la vida de la parvada.

 

    La cría de aves de corral, aunque no es muy complicada, requiere cierta dedicación por parte de los miembros de la familia, puesto que se pueden presentar problemas por falta de atención, mala alimentación y presencia de enfermedades, principalmente en períodos críticos como las estaciones frías y lluviosas del año.

 

    El mejoramiento de los sistemas tradicionales de producción de aves debe ser un proceso gradual, que permita pasar de un manejo rústico y extensivo a un manejo más intensivo, mediante el encierro de las aves en el gallinero y el pastoreo en un corral. La estrategia recomendada para lograr este cambio tecnológico incluye procesos de organización y de capacitación.

 

    Con relación al abastecimiento del pie de cría, muchas veces se adquieren pollos criados en granjas, provenientes de lugares lejanos. Aunque estos animales pueden ser de buena raza, también son más delicados que los animales locales y por ello es difícil que se adapten a las condiciones rústicas de un manejo de traspatio, motivo por el cual la mayoría de los animales se mueren, mucho antes de alcanzar un pleno desarrollo. Por esta razón se recomienda que el pie de cría de gallinas criollas para la producción de huevo o carne, se reproduzcan in situ, mejorando el proceso de incubación y la selección de los mejores ejemplares para la reproducción. De este modo, alguna familia de la localidad puede adquirir una incubadora y dedicarse a la producción del pie de cría que requieren las diferentes unidades de producción.

 

    Por otra parte, aunque el principal objetivo del proyecto es producir para el autoconsumo, es posible obtener una cierta cantidad de excedentes a la semana que pueden ser introducidos en el mercado local, mediante la venta al menudeo. Sin embargo, el grupo organizado para la adquisición de insumos en conjunto también puede operar un sistema de acopio de excedentes para tener un mayor volumen de productos de la granja y aspirar a mercados más grandes fuera de la comunidad.

Regresar                                                                                                     Siguiente